martes, 4 de noviembre de 2008

Hamilton y Whitmarsh han contado historias que no concuerdan.

Se han escuchado muchos mensajes por parte de los directivos de McLaren, mientras el mundo de la competición aún digiere la impresionante vuelta final del Gran Premio de Brasil disputado el pasado domingo.

Lewis Hamilton sólo necesitaba ser quinto en Interlagos para coronarse campeón del mundo, pero tras una lluvia inesperada en la última fase de la carrera, el británico perdió una posición quedando el sexto a falta de dos vueltas para el final.

Su adelantamiento posterior al piloto de Toyota Timo Glock, que llevaba neumáticos de seco, es ahora tema de polémica, y el revuelo ha sido tanto que su equipo se ha visto obligado a negar los hechos con una entrevista realizada a Glock y enviada a la prensa el lunes. (CONTINUA.....)

El mensaje que mandó McLaren, sin embargo, queda menos claro, ya que el director ejecutivo Martin Whitmarsh ofrece una versión de los hechos completamente diferente respecto a la maniobra de Hamilton en las últimas vueltas. En el diario The Times, Whitmarsh sugirió que Hamilton recibió el consejo de "dejar pasar a Vettel" para evitar ningún riesgo luchando contra el alemán de Toro Rosso.


"Le decíamos a Lewis, 'no corras contra él, deja pasar a Vettel'. Sabíamos que nuestra carrera era con Glock y que debía alcanzarlo en la última vuelta". Hamilton, sin embargo, niega haber dejado pasar deliberadamente a Vettel, explicando que pensaba que la maniobra del alemán le estaba costando el título.

"Fue muy difícil seguir su estela. Tras haber perdido mi posición contra él, no había nada que pudiera hacer. Yo estaba presionando y acercándome a él, arriesgándome mucho", dijo Hamilton. "No eran riesgos innecesarios, pero sabía que estaba en la P6, sabía que estaba un punto atrás del campeonato del mundo".

A diferencia de la historia de Whitmarsh, Hamilton dijo que intentó recuperar urgentemente la posición que le había ganado Vettel, en lugar de esperar a encontrarse con Glock.

"'Debo recuperarla', fue lo primero que se me pasó por la cabeza", dijo. "No tenía tiempo para concentrarme y pensé, 'Oh, Dios, se acabó'. Sólo tenía que pensar rápido, tenía dos vueltas para recuperar la posición. Faltó muy poco. Quedaban muy pocas curvas y no era suficiente".

Hamilton dijo que estaba en la curva 10 de Interlagos antes de que le informaran sobre los problemas de Glock. "Me dijeron 'Glock está ahí delante, lleva los neumáticos lisos, tiene problemas, si puedes adelantarle sería estupendo'", dijo. Fuente: The-F1

Etiquetas: ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home