viernes, 1 de junio de 2007

Max Mosley advierte que hay que cambiar la F1.

Si la Fórmula Uno no interviene urgentemente, los fabricantes de coches podrían perder el interés y el deporte del motor se vería seriamente amenazado. Esto es lo que piensa el presidente de la FIA, Max Mosley, y así lo manifestó al medio de comunicación Welt am Sonntang, justificando su decisión de intentar modernizar la normativa en el futuro.

Las conversaciones con los grandes fabricantes de marcas ha comenzado, y algunos temas a tratar están ya sobre la mesa, como el suministro de bio-combustible a los motores V6. El último fabricante que dejó la Fórmula Uno fue Ford a finales de 2004, pero Mosley insistió: “Tenemos que continuar con el recorte de costes. La experiencia nos ha mostrado que si un fabricante de coches considera que el proceso se ha vuelto muy caro, otros muchos pueden seguir su ejemplo y abandonar su programa rápidamente. Tenemos que ser conscientes de que la gente encargada de estos temas, no tiene por que ser fan de la F1 y quiere ver prosperar su negocio”. (CONTINUA.....)

Mosley admite que la nueva normativa de alargar la vida de los motores, así como la opción de congelar los mismos en 2007, no ha sido definitiva ni traumática para estos fabricantes que continúan gastando mucho dinero en estos programas. “Sólo dos de ellos han reducido considerablemente su presupuesto en este tema”, dijo Mosley.

“En lugar de disfrutar o encauzar sus beneficios gracias a estos recortes de costes, siguen gastando las mismas sumas de dinero en intentar proyectar su desarrollo un par de caballos más, y esto es una locura”, continuó alegando el presidente de la FIA. Igualmente, aparte del recorte de costes, Mosley intenta promover nueva normativa respecto a detalles medioambientales, máxime con el problema mundial relacionado con el combustible.

Finalmente Mosley añadió seriamente: “Si no actuamos ahora, la supervivencia de la Fórmula Uno podría estar en peligro. No podemos continuar así y tenemos que enfrentarnos a la realidad que sufrimos. El dióxido de carbono que un equipo produce en su túnel de viento las 24 horas del día es enorme, miles de toneladas, y coches que usan 75 litros de combustible para hacer 100 kms no es aceptable, debemos actuar sobre estos puntos y rápidamente".

Mosley insistía:"Si no actuamos, la existencia de la Fórmula Uno está en peligro. No vivimos en otro planeta, así que hay que enfrentarse a la realidad". Fuente: TheF1

Etiquetas:

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home