lunes, 23 de julio de 2007

Favores para Hamilton y pique en Alonso y Massa. (con video)

El comienzo del GP de Europa disputado ayer fue uno de los más caóticos de la historia reciente de la Fórmula 1. En una carrera prevista para seco, la lluvia hizo su aparición de una manera feroz nada más empezar. El diluvio fue de tal calibre que pronto el asfalto se convirtió en una pista de patinaje plagada de charcos. Los monoplazas eran incontrolables, en especial para los que no entraron a cambiar rápidamente neumáticos antes del primer paso por la línea de meta y, uno tras otro, fueron saliéndose en la curva uno Castrol.

Jenson Button, Adrian Sutil, Lewis Hamilton, Nico Rosberg, Scott Speed y Vitantonio Liuzzi conformaron un aparcamiento de un valor incalculable, en una imagen nada habitual y curiosa en la Fórmula 1. Todos ellos acompañados de una grúa amarilla, prevista para desalojar del circuito de Nurburgring los coches accidentados rápidamente con destino a los boxes, pero que quiso tener una actuación estelar saliéndose del guión preestablecido. (CONTINUA.....)

Hamilton y su McLaren Mercedes, aparentemente fuera de carrera, estaban detenidos sobre la grava y pegados al del norteamericano Scott Speed. Pocos instantes después, se acercó un comisario al joven piloto británico y tras una breve conversación levantó su pulgar en señal de que todo estaba perfecto. Entonces, ya con el Safety Car en pista, la grúa se acercó al monoplaza número dos y, tras colgarle el gancho, se dirigió hacia la pista remolcando a Lewis en una acción bastante polémica y que no cuenta con muchos precedentes.

Scott Speed, que ya se había apeado antes de su Toro Rosso, como bien marca por seguridad el reglamento de la FIA en su articulado, no pudo evitar sorprenderse al ver como la grúa llevaba el monoplaza del británico hasta colocarlo, de nuevo, al borde de la pista para que pudiera seguir su participación en el gran premio. Todo, con la ayuda inestimable del comisario que organiza todo el traslado e incluso se encarga, personalmente, de desenganchar el coche del británico.

De esta manera, seis monoplazas se salen en la misma vuelta, bajo las mismas circunstancias y tan sólo uno recibe la ayuda de la grúa para volver a la pista. El resto, posteriormente, también son ayudados por los comisarios pero para llevarlos a boxes sin darles la misma oportunidad que al líder del Campeonato del Mundo. El equipo más perjudicado fue Toro Rosso que vio como sus dos pilotos quedaron fuera en ese comienzo de competición.

El habitual comunicado de prensa de la escudería al terminar las carreras era un escueto titular sobre un folio en blanco: 'Niente da dire oggi' ('Nada que decir hoy'). Aparte de eso, nada más. Ningún texto acompañando esa frase, ni declaraciones de los pilotos, ni ningún tipo de información, en clara protesta por la diferencia de trato entre ellos y Lewis Hamilton por parte de los comisarios de pista. Fuente: AS

Por otro lado tambien tuvimos al finalizar la carrera una discusión sin palabras que se vio por televisión entre Felipe Massa y Fernando Alonso en la zona anterior al podio, cuando ambos pilotos se encontraron por primera vez, fue de esta manera. Fernando le reclamó por la acción antideportiva del brasileño que cambió su línea y embistió su coche cuando el McLaren Mercedes ya estaba por delante en el adelantamiento decisivo de la carrera (cinco vueltas para el final). Uno de los deflectores partidos en el coche de Alonso demostraba el impacto que recibió del Ferrari del brasileño.


Etiquetas: , , , ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home