jueves, 1 de noviembre de 2007

Dennis no le facilitará la salida a Alonso.

El dueño de McLaren no le pone fácil, de momento, su salida. Sólo le liberará de su contrato si se marcha a un equipo privado: Red Bull, Williams o Toro Rosso. El primero sí que es del gusto del ovetense y más si logran fichar a Ross Brawn.

Nada más llegar a Goodwood, donde Fernando Alonso tenía un evento publicitario con Vodafone, Luis García-Abad, su mánager, contestó la llamada de teléfono de un periodista británico. La primera pregunta que recibió fue sobre un trueque con Nico Rosberg. El alemán se iría a McLaren y la estrella española, a Williams.

Algo que no desea después de conocer el estado de sus cuentas. García-Abad negó la posibilidad de ese intercambio en declaraciones a 'The Guardian': "Debe ser que hay personas que saben más que yo mismo. Nosotros tenemos un contrato con McLaren también para la próxima temporada. Y no pueden vender ese contrato sin nuestro consentimiento". (CONTINUA.....)

La primera reunión seria con Ron Dennis no fue demasiado fructífera. El dueño de McLaren no está dispuesto a soltarle por las buenas. Sólo liberará al asturiano de su contrato si éste se marcha a uno de los tres equipos privados que apuestan por él: Williams, Toro Rosso o Red Bull. Este último es el que más le gusta al ovetense, así que su marcha aún es posible. Pero no está cerrada todavía.



Eso es lo que se desprende de las palabras del mánager del bicampeón: "No hay nada resuelto ni tenemos prisa. Por el momento no tenemos más reuniones previstas con McLaren. Tenemos muchas hipótesis sobre la mesa y las estamos discutiendo con Fernando. Yo sé lo que queremos hacer la próxima temporada, pero no sé si será posible". Lo de Red Bull no es ninguna broma, y más con el miedo de su actual jefe a que se vaya a un equipo oficial. Esa terna de equipos permitidos impediría la marcha a Toyota, el segundo candidato en la lista personal del piloto.

Si Alonso no acepta esa cláusula, se quedaría sin los 35 millones de euros que le corresponden por su despido. O debería recurrir a los tribunales. Con el riesgo de perder, en definitiva, el tren de la campaña 2008. Por cierto, si Ferrari no puja por Fernando para el año que viene es porque sabe que es imposible que Ron le deje irse a su gran adversario. Eso explica la súbita renovación de Massa. Pero sí tienen mucho interés en el bicampeón para 2009. Si es necesario, bajarían a Kimi del monoplaza.

Red Bull es, en muchos aspectos, un buen puente hacia Maranello. Y más si consiguen contratar a Ross Brawn como su director técnico. 'La Gazzetta dello Sport' contaba ayer que la antigua mano derecha de Schumacher se está impacientando por la indefinición de Ferrari y podría aceptar una oferta mareante para irse al equipo de la bebida energética. Y la presencia de Alonso sería una motivación extra en el retorno del prestigioso ingeniero atómico inglés.

El mercado de pilotos está paralizado en este momento y hay equipos que se comienzan a poner nerviosos. Como Honda. Su jefe, Nick Fry, ya ha declarado que pasaría a Rubens Barrichello a Super Aguri si Fernando Alonso decide marcharse con ellos. Esa declaración, aparte de mermar la moral de su actual piloto, de poco puede servir. El equipo nipón tiene los mismos problemas organizativos que Toyota, pero con mucho menos presupuesto. Es, además, una escudería oficial, algo que no ven con buenos ojos Dennis.

El invierno se espera largo. Alonso quería irse de vacaciones el próximo fin de semana con su futuro asegurado. Pero, salvo que hoy se produzca un acuerdo entre ambas partes, en este momento la marcha se complica. El mánager del asturiano se ha quedado en Inglaterra para seguir negociando con Dennis. La intención del bicampeón es irse de un equipo en el que es infeliz y más después de ver que el dueño de las Flechas de Plata sigue en sus trece pese a su fracaso de 2007. Fuente: AS

Etiquetas: ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home