viernes, 21 de marzo de 2008

Red Bull podría ser excluido por problemas de seguridad.

Que un monoplaza de Fórmula 1 se destroce por una salida de pista no es muy normal. Ya ocurrió en Australia la semana pasada, y a David Coulthard le ha vuelto a pasar hoy en los entrenamientos matutinos libres del Gran Premio de Malasia: las suspensiones de su Red Bull no han aguantado una pequeña salida de pista en la curva 13, y se han desintegrado.

Acogiéndose a un artículo del reglamento, los comisarios se plantean excluir al equipo de la carrera, argumentando que sus monoplazas son potencialmente peligrosos.

El coche de Coulthard pisó la parte exterior de una de las curvas del trazado de Sepang y, al reintegrarse a la pista, las dos suspensiones delanteras se deshicieron, causando el accidente del escocés, que afortunadamente salió indemne. A pesar de que el monoplaza iba a gran velocidad, los comisarios entienden que no es normal que las dos suspensiones se rompan con tanta facilidad, por lo que han pedido un informe al equipo que expliqué la fragilidad de estos elementos y por qué no deben ser excluidos de la carrera. (CONTINUA.....)

La preocupación no era infundada: el propio equipo decidió que David no iba a volver a pista por la tarde: “Como siempre, la seguridad es la principal preocupación del equipo, por lo que hemos decidido que David no correrá en la sesión de esta tarde”.



El tiempo perdido en pista lo recuperarán en los garajes: “Esto nos permitirá investigar las causas del incidente y asegurarnos de que el coche está completa y adecuadamente reparado para las sesiones libres finales de mañana”.

Pero los comisarios no están satisfechos; este es su comunicado: “Después de una comunicación verbal por parte del director de carrera, el jefe del equipo y el representante técnico de la escudería Red Bull están llamados a comparecer ante los comisarios de la carrera para discutir el accidente en el que se ha visto envuelto el coche número nueve durante la primera sesión libre”.

Miembros del equipo están investigando el vídeo de la cámara subjetiva, en el que se aprecia cómo la rueda derecha deja de girar en plena curva, lo que podría entenderse como un fallo grave del brazo de la dirección o de la propia suspensión, según ha explicado el director deportivo de Red Bull. Fuente: TheF1

Etiquetas:

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home