lunes, 12 de marzo de 2007

Arranca el mundial 2007.

Hace un año los responsables de logística de los equipos de Fórmula 1 se pusieron a trabajar para que todo estuviera listo 365 días después. Las 110 toneladas de piezas y los 33 monoplazas que estarán presentes en el Gran Premio de Australia (dos cada equipo y uno de reserva) estarán listos a partir de este miércoles.

Todo es extremo en la Fórmula 1, incluído el transporte. "Hasta el aeropuerto de Melbourne fueron llegando la semana pasada doce gigantescos Boeing 747 con todo lo necesario para que el Gran Premio de Australia sea un éxito". Los tres coches de McLaren, por ejemplo, se transportan sin el alerón frontal y trasero, sin volante, sin espejos retrovisores y sin los deflectores laterales, protegidos con un suelo y laterales de madera . En la trasera un tope impide que se dañe la caja de cambios y se colocan un morro y neumáticos usados por si las moscas. (CONTINUA.....)

Hoy lunes todo estará ya entregado en el circuito y "cientos de operarios se dedicarán a montarlo todo", desde boxes y motorhomes. Por supuesto los monoplazas deberán estar en pista el viernes. Fuente: Marca

La temporada que se iniciará el domingo es la más revolucionaria de los últimos años, con cambios de pilotos en las escuderías que acabaron el pasado año en los tres primeros puestos del Mundial -Renault, Ferrari y McLaren-, con un solo suministrador de neumáticos -Bridgestone-, con los motores sin posibilidad de desarrollo -limitados a 19.000 vueltas- y muchos otros factores que pueden hacer de la misma la más competida de los últimos años.

Por lo visto en los entrenamientos invernales Ferrari y McLaren se encuentran un paso por delante de la competencia. En la escudería italiana el brasileño Felipe Massa, en su segundo año como piloto oficial, después de haber sido con anterioridad piloto de pruebas, ha dado buena cuenta de Kimi Raikkonen y se perfila como el más serio rival de Fernando Alonso en la lucha por el título.

La sorpresa del campeonato puede ser BMW-Sauber, con el alemán Nick Heidfeld y el polaco Robert Kubica. Sus tiempos han sido muy buenos, pero su principal problema es la fiabilidad de la caja de cambios, un mal crónico que no han podido resolver este invierno. Cuando lo hagan pueden ser temibles. Fuente: Eurosport

Etiquetas:

1 comentario/s

At 10 mayo, 2007 13:49, Anonymous Anónimo dice...

Alguien conoce al autor de esta fotografía
o alguna forma de contactarlo?

Es espectacular!!!

Gracias

 

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home