martes, 3 de julio de 2007

Michael Schumacher ya recorto 25 puntos hace un año.

La remontada es posible. El alemán redujo esa distancia en sólo siete carreras, ahora el bicampeón tiene nueve grandes premios para quitarle a Hamilton catorce puntos.

Hay que creer en la victoria. Con Silverstone a la vista y una avería de cambio de por medio, el desánimo ha cundido entre muchos de los aficionados españoles a la Fórmula 1. En la falta de equilibrio que caracteriza siempre a nuestro país, de la euforia al infierno en un minuto, son muchos los que empiezan a ver imposible la remontada de Alonso.

La historia demuestra que no es así. En 2006, Michael Schumacher recortó 25 puntos al bicampeón en sólo siete carreras. Ahora el ovetense tiene nueve por delante para limar catorce puntos a Lewis Hamilton. (CONTINUA.....)

Si recordamos, todo el mundo pensaba que Fernando ya tenía la corona en el bolsillo después de Montreal, y la tensión se dilató hasta el último gran premio en Brasil. El goteo de puntos fue el siguiente. En Indianápolis Alonso terminó quinto con un motor renqueante y ganó el Kaiser. Seis puntos menos.

Una carrera después, en Magny-Cours, Michael se anotó un triunfo sorpresa, por delante de Fernando, que perdió otros dos más. Primero con 17 de ventaja. Llegamos a Hockenheim y, entre ambas carreras, la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) se sacó de la manga la prohibición del 'Mass Damper'.

Los Renault corrieron sin esa pieza en Alemania y sucumbieron con estrépito. Otra quinta plaza y Michael se pone a once. En Hungría, otro punto menos. Turquía se mostró decisivo. Allí el ovetense se sacó de la manga una segunda plaza (con error de su rival incluido) que relegó a Schumi a doce puntos. Excepcional y clave en la consecución de su segundo título mundial.

En Monza llegó el escándalo y la carambola que necesitaba Schumacher. Al asturiano le sancionaron con diez puestos en la parrilla por una obstrucción a Massa que nadie vio, y después el motor del ovetense estalló y le llevó al abandono. El heptacampeón se puso sólo a dos puntos. En China le superó y llegó a colocarse líder del Mundial después de una accidentada carrera.

Y en Japón la rotura del motor del Ferrari 248F1 resultó decisiva para otorgarle el segundo título consecutivo a Alonso, que llegó a Brasil con un punto de ventaja.

El actual piloto con el dorsal número uno tiene más puntos en juego, noventa, y menos de desventaja, catorce, que los 25 de 70 posibles que recortó un soberbio Schumacher con ciertas ayuditas de la FIA en determinadas carreras.

Pero para lograrlo, Fernando no puede tener más averías, problemas o séptimos puestos. Si termina todas las carreras en el podio o al menos los cinco primeros, la victoria es posible. Silverstone será clave porque si se repitiera una situación como la de Magny-Cours Hamilton ya estaría a 18 y con terminar segundo todas las carreras desde entonces le bastaría al inglés para ser campeón. Fuente: AS

Etiquetas: , , ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home