miércoles, 26 de septiembre de 2007

Mosley quería sancionar a Alonso.

Max Mosley, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), no ha dudado en afirmar que, en el caso de supuesto espionaje de McLaren a Ferrari, él también era partidario de quitar los puntos de la clasificación a los pilotos Fernando Alonso y Lewis Hamilton.

"Para mí (en el proceso de la FIA) se debían retirar los puntos tanto a Hamilton como a Alonso, pero la mayoría del Consejo Mundial no lo quiso. (Bernie) Ecclestone era partidario de la cancelación de algunos puntos. Ganó la democracia", comenta Mosley, en entrevista que publica el diario deportivo milanés La Gazzetta dello Sport.

Mosley, asimismo, reconoce que si Alonso no hubiera puesto a disposición de la FIA sus correos electrónicos, la sanción a McLaren y a sus pilotos hubiera sido más dura: "McLaren habría sido descalificada probablemente por dos años y a los pilotos se les habrían quitado los puntos, pero la multa a la escudería no habría sido tan alta". (CONTINUA.....)

De la unión Alonso-McLaren, dice: "Tengo la sospecha de que (el asturiano) desea irse. Pero para Dennis sigue siendo un óptimo piloto, como Hamilton".

Sobre el riesgo que corren los espías Nigel Stepney, ex-ingeniero de Ferrari, y Mike Coughlan, ex jefe de diseño de McLaren que habría recibido los datos del primero, dijo: "Para ambos habrá duras consecuencias penales en Italia e Inglaterra. Nadie les fichará más en la Fórmula Uno, esto es cierto".

"Lo nuestro ha sido un proceso deportivo, en los juicios saldrán cosas sorprendentes. Quedan grandes misterios: ¿Stepney pasaba la información gratis? Es muy improbable. Y, entonces, ¿quién y por qué le han pagado?", añade.



Mosley, asimismo, dice que pese a lo sucedido no deja de estimar al patrón de McLaren, Ron Dennis (... se ha hecho de la nada y tiene el mejor equipo financiero y organizativo...), reconoce mantener con Ferrari un dialogo intenso.

También afirma que Ecclestone sabía de los correos electrónicos entre los pilotos españoles Alonso y Pedro De la Rosa: "Sí, me dijo que eran comprometedores. No se quién se los había pasado, pero tengo una sospecha".

El presidente de la FIA también disiente de como nacieron las sospechas de espionaje, que muchos dan en la denuncia de un propietario de una tienda de fotocopias donde se habría sacado las copias de los documentos del proyecto de Ferrari. "Creo que la historia es otra. Me han dicho que Stefano Domenicali, el director deportivo de Ferrari, habría recibido un 'e-mail' anónimo en donde se explicaba que alguien había espiado cosas muy importantes de Ferrari. El caso empezó ahí", desvela Mosley. Fuente: Eurosport

Etiquetas: ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home