sábado, 8 de diciembre de 2007

La FIA aplaza el veredicto del nuevo McLaren hasta febrero.

En su decisión del 13 de septiembre de 2007, el Consejo Mundial ordenó al Departamento Técnico de la FIA que llevara a cabo una investigación sobre el trabajo realizado por McLaren en su coche de 2008, para determinar si el coche incluye información confidencial de Ferrari. Esta investigación ha concluido y se ha emitido un informe detallado al Consejo Mundial. Así comienza el comunicado de la Federación Internacional de Automovilismo que deja en suspenso el coche de McLaren para la próxima temporada. Al menos hasta un mes antes de que comience la temporada el 19 de marzo en Australia. (CONTINUA.....)

Así continúa el comunicado de la FIA: "El Consejo Mundial considera que McLaren, Ferrari y el resto de participantes en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 deberían tener la oportunidad de hacer sus consideraciones sobre el informe en una reunión extraordinaria del Consejo que se celebrará el jueves 14 de febrero de 2008 en París". Es decir que los pilotos de McLaren podrían ver como su coche para el próximo Campeonato del Mundo no es válido a un mes del comienzo e incluso no podrían entrenarse hasta entonces. Además tanto Ferrari como el resto de equipo podrán conocer todos los secretos de uno de los monoplazas punteros de la parrilla.



La decisión es más grave de lo que pudiera parecer. La FIA considera que McLaren espió a Ferrari y que ha usado esos datos para construir su coche de 2008, el MP4/23. Ya ha emitido su informe y ahora esperan a que las dos escuderías implicadas y el resto de equipos hagan sus exámenes para confirmar la teoría de la copia de datos. Mientras, McLaren se defiende de las posibles acusaciones en otro comunicado, presentes este año como nunca en la F-1 a modo de arma arrojadiza: "McLaren ha recibido el anuncio del Consejo de retrasar su decisión sobre su coche para 2008 a una reunión extraordinaria que se celebrará el jueves 14 de febrero en París. Desde el principio, McLaren ha proporcionado a la FIA acceso y cooperación totales y sigue convencido de que no se ha utilizado información confidencial en los coches del equipo para 2007 y 2008".

Ron Dennis y los suyos niegan la mayor, ya que quedó demostrado que, gracias a la trama creada por Mike Coughlan y Nigel Stepney, en McLaren había puesto en práctica sus conocimientos sobre el Ferrari para construir sus coches. Por esa razón fueron condenados a una multa de 70 millones de euros y la perdida de puntos en el Mundial de constructores.

Renault podría sufrir una nueva investigación. Más de comunicados de la FIA, en este caso sobre la absolución de Renault por un supuesto espionaje a McLaren, ya saben la escudería que previamente había copiado a Ferrari. "Pese a que muchos elementos no han sido aclarados (...) el Consejo concluye que no hay suficientes pruebas que establezcan que estas informaciones fueron utilizadas para interferir en el Mundial. No obstante, ante la eventualidad de que nuevas informaciones aporten una aclaración nueva la investigación podrá ser reabierta por la FIA", explica el máximo organismo automovilístico en su informe.

Es decir que podría suceder como en el escándalo de McLaren, que en un principio fue absuelto, pero después, una vez llegaron nuevas pruebas se demostró que la acusación de Ferrari a Ron Dennis y sus ingenieros era cierta. No obstante, en este caso la situación parece distinta, ya que la escudería que podría plantear alguna objeción a la actual sentencia del Consejo Mundial no es otra que McLaren que ya tiene bastante con sus propios problemas, pero en la F-1 nunca se sabe. Fuente: AS

Etiquetas: , ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home