lunes, 21 de abril de 2008

McLaren rinde la mitad sin Alonso en sus filas.

Sin Fernando Alonso, McLaren rinde la mitad. Sus números han bajado de forma clamorosa respecto a 2007. Lewis Hamilton se parece más al piloto fallón de China o Brasil que al joven que aprendía al lado de un bicampeón del mundo, y Heikki Kovalainen, pese a su empeño, se las ve y se las desea para acercarse a los tiempos que marcaba el asturiano en el equipo de Woking.

Ya no es que McLaren sea incapaz de seguir el fortísimo ritmo de Ferrari, sino que su estancamiento ha provocado que BMW les haya superado como segundo equipo. La escudería de Ron Dennis no progresa respecto al año pasado y, por lo visto en los recientes test de Montmeló, no parece que vaya a haber una rápida recuperación. (CONTINUA.....)

McLaren inició la temporada con la pole position y la victoria de Hamilton en la caótica carrera de Australia, pero a partir de ahí sólo su compañero finlandés logró subir al podio de nuevo en Malaisia. A estas alturas de temporada, el año pasado Alonso y Hamilton sumaban casi un pleno de podios, cinco de seis, y McLaren dominaba la clasificación de constructores con 44 puntos. Hoy son terceros con 28, 16 menos que en 2007.



Analizando los tiempos conseguidos en la Q2, a una vuelta y sin gasolina, se ve mejor el contraste de un año y otro. Hamilton sólo ha mejorado sus registros en Melbourne. En Sepang y Sakhir fue incapaz de ir más rápido pese a contar, supuestamente, con un monoplaza más evolucionado. El piloto de Tewin también ha empeorado sus tiempos en carrera lo que, entre otras cosas, le ha impedido progresar cuando le han venido mal dadas (no pudo con el Force India de Fisichella en Bahrain).

En el caso de Kovalainen lo mejor es analizar sus tiempos comparados con los que hizo Alonso en 2007. En Australia, y siempre en la Q2, el finlandés logró un crono de 1:25.4 frente al 1:25.3 del asturiano un año antes. En Malaisia esa diferencia a favor del español se fue hasta las siete décimas (1:34.0 por 1:34.7). Sólo en Sakhir fue más rápido Kovalainen, cinco décimas, pero la causa hay que buscarla en el plafón de luz caído sobre el MP4-22 de Alonso la noche anterior a la calificación de 2007.

Más sangrante es la diferencia entre los dos pilotos si se estudian los tiempos de uno y otro con el Renault. Kovalainen fracasó con el R27. Fue, de media, seis décimas más lento que Alonso y al igual que Piquet esta temporada, el finlandés no entró en la última tanda de calificación en ninguna de las tres primeras carreras. Eso sí, Kova fue sistemáticamente más rápido de lo que lo está siendo el brasileño con el R28.

La conclusión es que McLaren tiene hoy peor conjunto que hace un año, más lento y sin margen de mejora evidente. Y la única diferencia significativa es que ya no está Alonso. El español llegó a un equipo hundido y sin victorias, y lo dejó con ocho triunfos y como campeón oficioso de marcas.

Su ausencia se nota, y así lo han hecho saber destacados dirigentes de la escudería, como Martin Whitmarsh y Norbert Haug, que aseguran echar de menos la experiencia y el saber hacer del español. Sólo es cuestión de tiempo comprobar hasta qué punto pagarán en McLaren su falta de apoyo y cariño al español. Fuente: AS

Etiquetas: ,

0 comentario/s

Publicar un comentario

Links a este post:

Crear un enlace

<< Home